Mi cuerpo, una parte más de mí.

Mi Cuerpo, Una Parte Más de Mí.

Yoga-Terapéutico

En las sesiones de yoga terapéutico trabajamos el cuerpo, no sólo con el trabajo físico, que también, sino con su aceptación y agradecimiento.

Desde Espacio Libélula queremos hacer llegar el yoga a todas aquellas personas que por tener alguna discapacidad o patología no se pueden incorporar a una clase “típica” o estándar.

En las sesiones trabajamos diferentes ejercicios de meditación, pranayama, asanas y relajación, y todo esto lo desarrollamos a través de nuestro cuerpo.

Es él el que nos proporciona la capacidad de ser y estar en este mundo, y es por ello que debemos considerarlo y agradecerle todo lo que nos proporciona.

Hoy día muchos/as desprecian todo su cuerpo o una parte de él, no solemos estar a gusto por completo, son muchas las exigencias externas que nos hacen dudar de él.

Cuando trabajamos con personas con diferentes discapacidades o patologías este asunto suele estar aún más a flor de piel y es interesante tenerlo en cuenta.

Yoga-Terapeutico

Podemos brindar a las personas la oportunidad de poner conciencia sobre los pensamientos y sentimientos sobre su cuerpo y las capacidades de éste. Podemos invitarles a traer a la superficie las sensaciones positiva que percibimos sencillamente porque tenemos un cuerpo. El gozo de recibir un abrazo, las caricias, el frescor del aire en mi rostro, el placer de saborear una buena comida, el poder de la risa y el canto, tantos y tantos motivos para agradecer…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *